El expresidente George Bush y su esposa se encuentran hospitalizados

El ex presidente George Herbert Walker Bush fue transferido a una unidad de terapia intensiva en un hospital de Houston, Texas, con neumonía, y su condición fue calificada de estable.

Su esposa, la ex primera dama Barbara Bush, con quien el dignatario lleva 72 años casado, también ingresó al Houston Methodist Hospital, este miércoles, tras haber sufrido fatiga y tos.

Bush, de 92 años, permanecerá bajo observación en cuidados intensivos.

George Walker es el padre del ex presidente George W. Bush y del ex gobernador de Florida Jeb Bush, precandidato presidencial republicano en las pasadas elecciones.

Bush fue vicepresidente durante los dos períodos que gobernó Ronald Reagan en la década de los 80, antes de ser electo presidente en 1988. En la Casa Blanca por solo 4 años, Bush perdió en 1992 ante el demócrata Bill Clinton, entonces gobernador de Arkansas.

George Herbert Walker Bush, fue piloto durante la Segunda Guerra Mundial, y practicó paracaidismo hasta hace dos años, cuando saltó con un acompañante desde un helicóptero para celebrar su 90 cumpleanos.

Bush sufre una forma de Parkinson y se desplaza con una silla de ruedas o en un vehículo motorizado.

El verano pasado lideró a un grupo de 40 veteranos heridos en una excursión de pesca al timón de su lancha, tres días después de celebrar su 92do cumpleaños.

El expresidente pasó la Navidad de 2012 en cuidados intensivos por una tos relacionada con bronquitis y otros problemas.

En 2015, fue hospitalizado en Maine por la fractura de una vértebra tras caerse en su casa de verano, y en diciembre fue internado en Houston durante casi una semana por problemas respiratorios.

Antes de las más recientes elecciones presidenciales, Bush y su esposa anunciaron que no asistirían a una toma de posesión de mando de Donald Trump debido a su salud y avanzada edad.

Sin embargo, en una carta dirigida al presidente electo, Bush envió sus mejores deseos a Trump en el liderazgo del país.