El Gobierno está “pinchando” los teléfonos de los del Movimiento Verde

 

Por Redacción CA

El Gobierno interviene las llamadas telefónicas y los mensajes por WhatsApp del movimiento Marcha Verde para detectar “planes desestabilizadores” que pudieran urdir a lo interno de la entidad sectores radicalizados, reveló este lunes el ministro de Interior y Policía.

 

Carlos Amarante Baret afirmó que en ese movimiento hay “sectores radicalizados” que no les interesa la lucha contra la corrupción, sino objetivos de carácter político.
“Nosotros sabemos lo que se habla por teléfono y lo que se escribe por WhatsApp”, dijo al ser entrevistado este lunes  por los comunicadores Huchi Lora y Javier Cabreja en el programa El Día, que se trasmite por Telesistema, canal 11.

Al ser cuestionado por Lora sobre esa práctica ilegal implementada por los gobiernos, Amarante Baret contestó: “Ellos hacen sus reuniones y hablan cosas, Huchi, que no tienen que ver con el interés que tú tienes de la transparencia en República Dominicana”

Para el funcionario, el llamado “movimiento verde” tiene una agenda política oculta que la ha llevado a ocupar principalía impulsado por la oposición.
Sobre el alegado interés desestabilizador sostuvo que en el país no hay condiciones para abortar el proceso democrático, pero sí para crear un estado de anarquía que prolongue una situación de crisis y conflictividad que llegue hasta el 2020.

“Esa agenda política oculta tiene que ver con los resultados electorales del año pasado, pues todavía esta es la hora que el candidato presidencial de la posición no reconoce el triunfo de Danilo Medina y sus fuerzas aliadas, entonces algunas mentes calenturientas están pensando en Guatemala”.

El ministro de Interior dijo que la radicalidad del movimiento no sólo preocupa al Gobierno, sino al sector empresarial.

“Las declaraciones de San Francisco de Macorís tienen una amenaza velada: la rebeldía, que es una poblada. La rebeldía es iniciar un plan de huelgas para causar anarquía”, sostuvo.