El que mal vive mal muere: dejan solo sepelio de Román

 

Por Redacción CA

 

“El que mal vive mal muere”, dice el refranero popular.

Eso se aplicó este jueves en el sepelio del empresario Adriano Román, al cual no acudieron familiares ni amigos.

Solo estuvieron presentes su exsecretaria, con la que contrajo matrimonio hace unos meses mientras estuvo ingresado en una clínica privada de Santiago, y algunos ex empleados.

Es decir, que Román fue sepultado con la ausencia de sus hijos y sus amigos más cercanos.

Fue sepultado  en el cementerio Jardines de los Recuerdos.

Román estaba condenado a 20 años de prisión por el intento de asesinato a su exesposa Miguelina Llaverías y  tenía un proceso pendiente en la Suprema Corte de Justicia por el atentado contra el abogado Jordi Veras.

Román falleció este miércoles  mientras era trasladado desde la cárcel de Rafey a la emergencia del hospital José María Cabral y Báez.

Su sepelio estuvo custodiado por miembros de la Policía Nacional y seguridad del cementerio, quienes impidieron la entrada a la prensa.