Corea del Norte desafía al mundo y prueba otro misil balístico

Por Servicios CA

 

Corea del Norte realizó este sábado un fallido lanzamiento de prueba de un misil balístico desde una región al norte de su capital, Pyongyang, informó el Ejército de Corea del Sur, desafiando a la intensa presión de Estados Unidos y de China.

La prueba se realizó después de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, advirtió al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que el fracaso de los esfuerzos por frenar los programas nuclear y de misiles balísticos de Corea del Norte podría llevar a “consecuencias catastróficas”.

Funcionarios de Estados Unidos y Corea del Sur dijeron que el ensayo aparentemente falló, por lo que se sumarían cuatro pruebas de misiles consecutivas sin éxito desde marzo.

Responsables de Estados Unidos, que hablaron bajo condición de anonimato, dijeron que el misil probablemente fue uno de medio alcance conocido como KN-18 y se habría desintegrado a minutos del despegue.

Las tensiones en la Península de Corea aumentaron debido a las preocupaciones de que Pyongyang probase un misil de largo alcance o realizase su sexto ensayo nuclear cerca del aniversario del nacimiento de su fundador, pasado el 15 de abril, o durante la conmemoración de la creación de su Ejército esta semana.

Fuerzas de Estados Unidos y Corea del Sur han estado realizando ejercicios militares conjuntos desde inicios de marzo, los que concluyen a fines de este mes de abril.

 

EE.UU ENSEÑA FUERZA

En una demostración de fuerza, Washington ha enviado al grupo del portaaviones USS Carl Vinson a las aguas de la Península de Corea, donde se sumará al USS Michigan, un submarino nuclear que arribó el jueves a Corea del Sur.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves a Reuters en una entrevista que es posible un “gran, gran conflicto” con Corea del Norte debido a los programas nuclear y de misiles balísticos de Pyongyang.

Trump elogió al presidente chino, Xi Jinping, por estar “realizando grandes esfuerzos” por frenar las actividades de Corea del Norte