Un Messi soberbio salva a Argentina del desastre

QUITO, – Con un misil, un sombrero y un toque de empeine, un explosivo Lionel Messi logró este martes para la bicampeona Argentina un agónico pase al Mundial de Rusia-2018.
“Estaba el miedo de quedar afuera. Hubiese sido una locura para Argentina, para nosotros, para todos y sí, obviamente que estaba el temor ese, pero hoy más allá de eso lo supimos jugar”, dijo Messi tras el rotundo 3-1 contra Ecuador en Quito.
La ‘pulga’, que con el Barça lo ha ganado todo y nada con la selección absoluta, auguró que con esta clasificación “la selección va a crecer mucho” y “va a haber un cambio muy grande” de cara al Mundial, el cuarto para él.
“Es difícil venir acá y empezar perdiendo mucho más, nos sobrepusimos le dimos vuelta rápido”, agregó Messi a la prensa, con la que los jugadores albicelestes no hablaban desde hacía casi un año.
Aliviado tras un partido que podría haber dejado a Argentina fuera de la máxima competición por primera vez desde México-1970, el DT Jorge Sampaoli se deshizo en elogios y agradecimientos hacia el ’10’.
“Messi no le debe el Mundial a Argentina; el fútbol le debe el Mundial a Messi”, sentenció eufórico el técnico de la albiceleste, muy cuestionada en su camino a Rusia,
El partido, en las asfixiantes alturas del Olímpico Atahualpa de Quito (2.850 metros), empezó con un balde de hielo para la albiceleste, muy cuestionada en el largo camino a Rusia.
A los 38 segundos, el joven Romario Ibarra abrió el marcador para los andinos al cruzar un balón picado con la zurda tras una pared de cabeza con Roberto Ordóñez.