Home Columnas La “maldita” reelección, el mal que no nos deja desarrollarnos  como...

La “maldita” reelección, el mal que no nos deja desarrollarnos  como países en América Latina

SHARE

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

El tema ha sido muy comentado, nuestro país, República Dominicana, sigue por este mal camino para algunos, para otros es un chiste sin gracia, ya que dentro de pocos meses, para ser exactos, marzo, conoceremos si el ciudadano Danilo Medina intentará volver al poder por el “bien de los dominicanos”.

La gran mayoría de presidentes de izquierda o derecha en nuestro país, han amasado la idea de que una vez que están en el cargo, los 4 años para los que fueron electos no les da para concluir su programa de gobierno, y eso, para los que hacen plan de gobierno y llegan a cumplirlo, porque otros andan dando “brinquitos”, sacándose de debajo de las mangas “soluciones” para los problemas que ellos o el mismo partido al que pertenecen han creado.

Pero no me quiero detener en mi país, me llamó mucho la atención un titular de que Evo Morales quiere reelegirse por cuarta vez de manera consecutiva, nada parecido a nuestro país, donde la continuidad en el poder es un “bicho” que les pica a quienes nos gobiernan, sino que por el “bien” del pueblo bolivariano Evo Morales quiere reelegirse.

Por todo Bolivia, al igual que aquí, se han formado grupos en contra de la continuidad del presidente Morales. Inclusive, esta no es la única rareza para el próximo certamen electoral a celebrase el 19 de noviembre en ese país.

El oficialismo en Bolivia aprobó una Ley de Organizaciones Políticas que establece, por primera vez, la realización obligatoria de primarias partidistas en las que se debe elegir a los candidatos a presidente y vicepresidente. Esta ley fue objeto de otra gran polémica. Para sus diseñadores del Tribunal Electoral, la norma impulsa la democracia interna en los partidos. Para sus detractores de la oposición, está redactada de tal manera que beneficia al MAS y perjudica a quienes lo desafían.

El párrafo anterior parece, guardando algunas diferencias, con lo que sucede aquí en nuestro país.

Otra rareza dentro de la citada ley es que no se exige la competencia hacia lo interno de los partidos, por ejemplo, el Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), solo postulará el “binomio” Evo Morales-Álvaro García Linera. Tampoco se podrá votar por otro candidato a la vicepresidencia de ese binomio. Entonces ¿Para qué organizar una primaria? Y como si fuera un chiste, la respuesta la da el propio Estado, amparándose en que la oposición tiene un desorden de organización en sus filas.

Para la oposición lo principal de esta decisión era la unidad detrás de un candidato único, ya que se había considerado de importancia capital para vencer a Morales, algo que a la vez había considerado fundamental para “preservar la democracia”.

Y como nuestra oposición en los países de latinoamérica parece un archipiélago, donde cada vez nos distanciamos más por nuestras líneas ideológicas, eso es lo que pasa contra el oficialismo de derecha, que siempre están reunidos de manera monolítica, a diferencia de la izquierda, que tal y como comento arriba, parecemos pequeñas islitas o recordando la historia, cacicazgos mal armados y sin ninguna forma de hacer oposición.

Nos leemos en otro Hablando con el Soberano.

 

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY