Home Columnas La Evo-lución de Bolivia

La Evo-lución de Bolivia

SHARE

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

Lo que sucedió en Bolivia, no es ajeno a los procesos “democráticos” de América Latina: fraudes, rupturas de cadenas de custodias, la trasmisión de la data, entre otras irregularidades que entrar en esos detalles nos llevaría varios artículos.

Los problemas han Evo-lucionado de manera satisfactorias en las calles de Bolivia, con la renuncia de su presidente anti imperialista, de su vicepresidente Álvaro García Linera y la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra Arriaza. De manera simultánea, en las calles de Bolivia, el pueblo salió a festejar la dimisión del expresidente Morales.

De inmediato, Evo Morales, puso como se dice la expresión popular “pie en polvorosa” y está tratando de asilarse en Argentina, pero el presidente, Mauricio Macri, ha negado que Evo Morales haya pedido asilo en ese país (está en México). Lo que me lleva a mi primera pregunta capciosa, ¿Por qué no pedir asilo a su colega y buen amigo, Nicolas Maduro, presidente de la República Bolivariana de Venezuela? El presidente Maduro llamó a una movilización mundial, sí, leyó bien, MUNDIAL, para defender al destituido expresidente Morales, en contra del imperialismo yanqui y como dirían los comunistas del patio, “la bota opresora del tiburón del norte”.

Cabe destacar, que a la mayoría de los funcionarios del expresidente Morales, sus viviendas fueron atacadas, en algunos casos incendiadas, por ciudadanos enardecidos contra el gobierno.

El expresidente Bolivariano dimitió de su cargo con un mensaje simple, entre lo que se puede destacar lo siguiente: “Renuncio a mi cargo de presidente para que (Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho no sigan persiguiendo a dirigentes sociales”.

Horas antes Evo había convocado nuevas elecciones tras conocerse una auditoría de la OEA que denunció “serias irregularidades” en los comicios, pero esta medida no fue suficiente: las Fuerzas Armadas y la Policía solicitaron su renuncia, sumándose a los pedidos de líderes opositores.

En el trascurrir de los días, se estará gestando lo que se conoce como un gobierno de transición, encabezado por Fernando Camacho, líder del Comité Cívico de Santa Cruz y cara visible de las protestas, el cual ha defendido la formación de un “gobierno de transición”, en coordinación con el Ejército y la Policía.

Por lo pronto, con la renuncia de Evo Morales a la Presidencia de Bolivia, el Gobierno de ese país debe reconfigurarse de acuerdo a lo que indica el artículo 169 de su Constitución Nacional, que el encargado del gobierno debería ser el Vicepresidente que al dimitir también, recae en la presidente del Senado, quien también renunció, a su vez recaería en el presidente de la Cámara de Diputados Víctor Borda, quien también renunció, entonces siguiendo una línea de sucesión de mando el encargado provisional debería ser el presidente de la Corte Suprema José Antonio Revilla, hasta que asuma el nuevo gobernante.

Este es el panorama Evo-lucionado de Bolivia hasta nuevo aviso. Esperemos que la paz y la tranquilidad reine en el país hermano bolivariano y en todos los países en que los ciudadanos se han hartado de ser manipulados por una cúpula de “políticos democráticos”.

Hasta un nuevo artículo.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY