Home Columnas REFLEXIONES Y HAGAMOS CONCIENCIA

REFLEXIONES Y HAGAMOS CONCIENCIA

368
SHARE

Estamos mal, pero no como antes:

“Un cambio paradigmático”

Por Luis Cuevas

Cuevas26rosa@gmail.com

En mis casi seis (06) años de estudio del Derecho, siempre he escuchado de parte de colegas abogados y ciudadanos del común decir que el Código Procesal Penal, Ley 76-02, modificada por la Ley 10-15, es el Código de los delincuentes. Escuchar esto me ocasionaba un gran ruido, ya que mientras fui avanzando en el estudio de la Historia del Derecho Procesal Penal, me di cuenta de lo errado  que están los que todavía piensan así. Sería casi lógico pensar que nunca vivieron, estudiaron o escucharon hablar sobre el infierno procesal que tenía instaurado el Código de Procedimiento Criminal desde el 27 de junio de 1884, fecha en la cual se formalizó su traducción.

Pero la inquietud de los que le asignan este nombre a la Ley Procesal, es que desde su óptica solo protege al delincuente, que dicha legislación está plagada de derechos que protegen a los antisociales y que estos escapan con facilidad de la espada de la Diosa Temis, por lo que esto está asociado a ciertos tecnicismos legales que escapa de su entendimiento.

Aquí surge  una cuestionante, ¿qué es un delincuente? ¿Será que ellos confunden un delincuente con una persona que esté sub-iúdice? Eso se lo dejo al lector para que razone y argumente sobre la especie.

Esto está profundamente asociado a que las personas no creen en el Poder Judicial Dominicano y, por tal razón, esto se le puede aceptar a un ciudadano común, pero jamás a un profesional del Derecho. Pero nunca es tarde para entender el cambio paradigmático del que fue objeto el Sistema Jurídico Dominicano el 19 de julio del año 2002, un cambio de Sistema Procesal donde dejamos de tener un sistema mixto inquisitorio, por un Sistema acusatorio adversarial.

Un poco de historia

señores, el sistema mixto inquisitorio no está en nuestro ordenamiento Jurídico. Hace ya 15 años superamos el Juicio en ausencia o en contumacia, superamos la prisión preventiva inacabable, que el Juez de la Instrucción era quien tenía a cargo la Investigación criminal y donde la independencia e imparcialidad del juez, Ministerio Publico, no estaban garantizadas y mucho menos los roles se encontraban definidos, donde los testigos y las victimas no eran nada para el Sistema, que las vías recursivas no tenían ningún tipo de formalismo de forma y de fondo, siendo esta utilizada para dilatar y que el imputado, por el simple hecho de no estar conforme con la sentencia  condenatoria, solo bastaba con expresar que tenía inconformidad de manera oral, para que se le aplicara un nuevo examen a la decisión. Todo eso hoy en día es parte del pasado gracias al Sistema acusatorio adversarial.

Cuando escucho decir que la Ley Adjetiva que regula el Proceso Penal es para los delincuentes, de inmediato la persona en cuestión deja en evidencia que de derecho no sabe nada.

El propósito de estas líneas, es con la finalidad de guiar a esas personas a educarse antes de referirse a temas que desconocen, ya que el Estado Dominicano no lo hace, edúquese usted, porque no todo se le puede dejar a Dios y al Estado, entre ello la educación. “Ayúdate que yo te ayudaré” es una frase endémica de la humanidad, para dejar claro la auto-iniciativa a la educación plena.

Desde 1997 se puso en marcha una oleada de reformas desde el Poder Judicial. Hoy contamos con un Sistema Procesal más imparcial e independiente. Ya que ha evolucionado de manera gradual en los últimos años, muchos no estarán de acuerdo con esto y están en su derecho, pero no reconocerlo sería un acto cruel de ignorancia e irresponsabilidad propia por desconocer la historia, más si es abogado. La iniciativa es incentivar a estudiar la Evolución en Materia Procesal Penal, que hemos tenido en el transcurso de todo este tiempo, porque no se puede hablar del presente y el futuro si no hemos estudiados el pasado histórico, habrá que estudiar mucho, pero hay que hacerlo.

No piensen que estoy indicando que tenemos el mejor Código Procesal Penal de occidente, pero las leyes deben ir evolucionando en el tiempo de manera concatenada con la sociedad. Es por ello que la eficacia en la aplicación de la ley dependerá de si el legislador la lleva de manos con los cambios sociales-. En su defecto la Ley será ineficaz, por tal razón tenemos que seguir avanzando, A los interesados profundizar, ya que si todos aportamos, pronto llegaremos a la excelencia.

“Hagan el bien sin mirar a quien.

Un abrazo a todos’’. 

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY