Home Columnas Un llamado a la reflexión

Un llamado a la reflexión

SHARE
Compra de votos:
“Enemigo silente de la Democracia”.

Por Carlos Hernández

Saludo pueblo dominicano. En los últimos días hemos visto las maniobras por parte de algunos grupos destinados a la compra de las voluntades de los más necesitados.

Grupos que, mediante un uso desconsiderado de los fondos públicos buscan permanecer en los órganos de decisiones. Vilmente estos han manipulado a su favor las precarias condiciones, que ellos mismos han producido en los últimos períodos de gobierno, con el único fin de inducir en las consciencias un falso benefactor de la sociedad.

Dominicanos, no solo ha sido mi futuro que estos tiranos han definido, no solo han sido mis oportunidades que ellos sin remordimiento han borrado. No preocupéis que yo también me siento traicionado, siento la traición heredada por mis viejos que en sus momentos en ideales partidistas confiaron.

Sí, así hoy me siento. Veo cómo sin escrúpulos se burlan de lo establecido en la norma de normas, veo como el Estado democrático de derecho no se logra ver en su gestión. Veo lo absurdo en su discurso utópico que ni ellos mismos han de creer.

Es necesario, pueblo dominicano, que sepan que mi lucha no es auspiciada por ningún grupo político. Pueblo dominicano, mi lucha ha empezado en las letras, mi lucha ha iniciado desde mi pluma de acero, desde donde puedo expresar el dolor por la pérdida de la democracia de mi amada tierra y de donde espero que mi grito no solo se escuche en los sinfines de tan hermosa tierra, sino también en el corazón de cada uno de ustedes.

Como hemos aprendido de verdaderos luchadores dominicanos, se hace necesario que se levante la voz y se grite por las causas justas y nobles, se hace necesario en este tiempo lleno de oportunismo a favor de los políticos tomar muestras decisiones desde lo vivido, desde lo sufrido, desde lo llorado, de esos tantos malos días que tenemos en nuestras memorias aquilatados.

Dominicanos, en estos tiempos no vendamos nuestras conciencias y nuestro futuro al mejor postor, seamos firmes a los ideales patrios, seamos leales nuestro compromiso cívico, tengamos fe, que el cambio desde el pueblo nacerá.

 

Hasta el próximo artículo pueblo, si Dios quiere.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY