Home Columnas OBJETIVIDAD Y DERECHO

OBJETIVIDAD Y DERECHO

271
SHARE

Cultura Constitucional

‘Contagio imitativo, almas de especies más no almas sociales’

Por Luis Cuevas

Cuevas26rosa@gmail.com

Como es público, el país se encuentra en estado de emergencia, luego que el gobierno dominicano se vio en la necesidad de solicitarle al Congreso su declaración por entender que la situación sanitaria actual cumple con los requisitos del articulo (265 CD).

Una de las medidas para contrarrestar el contagio del virus COVID-19, es la implementada por otras naciones que sufren dicha pandemia, como lo es el aislamiento social. El gobierno dominicano fijó algunas medidas de seguridad, en primer lugar imponiendo un toque de queda a nivel nacional y otras medidas económicas.

Un sabio dijo que “solo en los momentos de crisis es que nos damos cuenta de qué estamos hechos”.

 Es aquí donde está la realidad social dominicana, donde miles de personas, en vez de tener un comportamiento cívico apegado a la situación actual, adoptan una actitud de irrespeto, desafiante, tantos a las autoridades y hasta al mismo virus, poniendo en riesgo sus vidas, las de sus familias y a la sociedad en general.

En los primeros días del toque de quedad miles fueron apresados por violar un decreto del Poder Ejecutivo, esos mismos enemigos de la sociedad y con ayuda de la tecnología empezaron a desafiar a las autoridades con expresiones desafiantes y otras más graves, propias del malvivir y la maledicencia, grabando sus desafíos en videos y posteriormente subiéndolos a las redes sociales, (estúpidos sociales), para que la colectividad vea su acción como un acto de heroísmo, (eso creían ellos).

Prontamente, en una especie de contagio imitativo, este desafío virtual se propagó de tal manera de que otros ciudadanos se identificaron con la causa e imitaron dicho comportamiento hostil, sumándole a eso que luego que el toque de queda fue ampliado, pasó lo increíble.

En el primer toque de queda miles fueron detenidos. ¿Qué creen ustedes lo que pasó cuando ampliaron el toque de queda a las 5 pm? Los apresados se duplicaron, esto genera una fuerte preocupación social, es de imaginarse qué podría suceder si el aislamiento social fuera 24 horas como en otros países.

Esto debe de tener una respuesta de parte de las diferentes ciencias que estudian el comportamiento social, en todo caso aquí entra la falta de una cultura constitucional, una gran parte de los dominicanos no conoces la constitución ni si quiera se imagina que es un estado de emergencia, cuales derechos pueden suspenderse, pero ni siquiera tratan de buscar las repuestas. Todo ciudadano debe conocer la Constitución y estudiarla como si fuera la Biblia.

Pero como una de las finalidades de esta columna, Objetividad y Derecho, es educar y concienciar e incentivar a la creación de una cultura constitucional por parte de la ciudadanía, es por ello, que hablaremos de manera puntual sobre el marco jurídico que regula los estados de excepción en la Republica Dominicana.

Es con la Constitución del 2010 que quedan constitucionalizados los estados de excepción, exclusivamente en su artículo (262 y siguientes).

El legislador dominicano considerando la necesidad que imperaba en regular los estados de excepción en la Republica Dominicana, el 09 de mayo del año 2018, aprueban la Ley 21-18 sobre los estados de excepción contemplados por la Constitución de la Republica Dominicana.

Esta Ley nace con el sentido de fijar parámetros claros, ya que la Constitución solo regula de forma reducida los estados de excepción, y el Congreso haciendo uso de sus facultades y tocado por el deseo de ser un congreso eficaz y eficiente, aprueban dicha normativa para que esas limitaciones de derechos fundamentales no pasen a la vulneración ilegitima por parte del Estado. Es como una especie de garantía a los ciudadanos.

Pero esta ley, aparte de su objeto, tiene un alcance que es muy importante, el cual me permito extrapolar de manera tácita.

 cito. articulo 2. La disposición de esta ley es de orden público, de interés social y de observancia general. Fin de la cita.

De este artículo se desprende un duro golpe para todo aquel que lo desconocía y no puede alegar ignorancia al cumplimiento de dicha normativa.

Pero de igual manera, de dicha Ley se desprenden varios principios muy importantes y que sirven para la aplicación correcta de la norma en cuestión. Tiene unas disposiciones generales interesantes, entre ellas las que hablan sobre las diferentes modalidades de los estados de excepción, cuáles derechos se pueden suspender y cuáles no se pueden suspender, sobre las medidas que se pueden implementar.

Pero esta Ley también establece algo muy importante en su artículo 14, 15, el primero trata sobre  el Control Constitucional,  he aquí otro dato que confirma la importancia del Tribunal Constitucional que en el artículo pasado detallé y que invito profundizar (El Tribunal Constitucional, un nuevo Poder del Estado), esta disposición deja muy claro al gobierno de que todos los actos adoptados durante los estados de excepción están sujetos al Orden Constitucional, en el segundo establece de manera clara el cumplimiento de la Ley por parte de los funcionarios y servidores públicos, donde la responsabilidad penal, civil y administrativa está comprometida si un servidor  incumple esta ley.

Luego del análisis de la susodicha Ley, hemos encontrados graves falencias legislativas como por ejemplo donde se tipifica la violación por parte de un ciudadano al estado de emergencia (toque de queda), de forma tal que cumpla con las garantías y requisitos del principio de legalidad.

El delito de rebelión tipificado en los artículos 209 y siguientes del Código Penal Dominicano, sería la salvación jurídica para poder imputar a los violadores del toque de queda y conseguir una sanción o una multa que muy bien le hiciera al Estado, ya que en esta crisis lo más que se necesita es dinero.

¿No se encuentran raro que esos miles de ciudadanos que son arrestados por violar el toque de queda solo los  llevan al destacamento y como si fueran aspirantes a policías a guardias,y como a un niño que le halan las orejas, para que no lo vuelva hacer, los ponen hacer ejercicios y a las femeninas a barrer? ¿Porqué no mejor someterlos a la justicia y dar un ejemplo? Pero ¿como lo sustentarían?¡

Es decir, ¿estaría la pandemia poniendo en descubierto la debilidad del ordenamiento jurídico penal dominicano una vez más?  Debemos de tener todo esto en cuenta para ser agregado al proyecto de modificación del C.P.D que reposa en el congreso, porque para poder hacerle honor al Estado de Derecho (artículo 7 C.D) que pretendemos alcanzar como nación debe de ser con leyes jurídico-penales que describan de manera clara, extrita, escrita y previa del supuesto de hecho y su consecuencia jurídica, para que los ciudadanos se abstengan a su comisión.

Aunque podemos demostrar nuestra tesis sobre la legalidad de las sanciones a la violación del toque de queda, hemos decidido por economía procesal dejar dichas puntualizaciones a nuestros queridos lectores para que profundicen en el asunto como ciudadanos existentes. En todo caso será material interesante para otro artículo.

Finalmente, aprendamos a tener almas sociales, comprometidas con la colectividad, dejemos de tener almas de especie, como dijo el maestro argentino José Ingenieros en su obra El Hombre Mediocre, dejemos el pensamiento individualista que nos llevará a la destrucción, adoptemos una nueva filosofía de vida basada en el colectivismo, algo que a los chinos les ha resultado bastante beneficioso.

 

 

Hagan el bien sin mirar a quien

Un abrazo a todos

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY