Home Columnas PULSO CIUDADANOS

PULSO CIUDADANOS

SHARE

Conflicto, consenso y gobernabilidad

Por: Sabala Ricardo Yen

sabala95@outlook.com

En los últimos treinta años los pueblos de América Latina han visto perfilar en su escena política importantes episodios, sucesos que han estado en función del contexto geopolítico y el ciclo económico.

En la década de los 90 el ánimo de los latinoamericanos era de decepción, engaño, frustración, desesperación y convulsión social. Este malestar o estado de cosas, fue el caldo de cultivo o bujía inspiradora para el surgimiento de figuras carismáticas con una base social de apoyo demoledora. El discurso enarbolado por estos outsiders o desconocidos de la política   fue de confrontación y conflicto, rompieron con el estatus quo del momento, por lo que se abandonaron las políticas neoliberales, el Estado recobró un papel preponderante en la economía y se incrementó de manera astronómica el gasto social para reducir las brechas o desigualdades sociales.

Dentro de los líderes que irrumpieron en la vida política de la región a finales de los 90 y principios del 2000 se destacan, Rafael Correa en Ecuador, Lula Da Silva en Brasil, Hugo Chávez en Venezuela, Michel Bachellet en Chile, en fin, un polo progresista. No era suficiente la aplicación de políticas redistributivas porque siempre que un grupo social históricamente marginado experimenta la movilidad social, sus expectativas de vida son más altas, por lo que se tejió un discurso político de confrontación, una lucha entre el bien y el mal, una pugna de “ellos y nosotros”; ellos que representan un grupo todopoderoso y son los culpables de los problemas estructurales y “nosotros”que vinimos a redimir a los ciudadanos de las injusticias. Esta narrativa confrontó a la ciudadanía con la élite y este estilo fue una de las tantas fórmulas políticas para conectar los pueblos y, en consecuencia, permanecer en el poder.

Hemos visto como ese contexto histórico y sociopolítico polarizaron las sociedades, hasta no tener un punto de encuentro.

Finalmente, en el contexto actual que vive la humanidad, sacudido por un virus que ha cambiado el mundo, entiendo que el discurso de la confrontación está fuera de contexto, por consiguiente, a lo que se apuesta es al consenso y al diálogo para garantizar la gobernabilidad para relanzar la economía y priorizar la salud. Esto no quiere decir que nos olvidemos del pasado.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY