Home Columnas HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

178
SHARE

Encerrémonos, por nuestra salud

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

En mi última columna del 2020, la titulé “mis deseos del 2021”, esperando que seamos más humanos, que nos pongamos en los pies de los otros, pero en esta primera semana del año 2021, he visto como mis buenos deseos se han ido por la borda.

¿Por qué digo por la borda? Porque el ser humano no se conduele del prójimo, solo hay que mirar los periódicos y alarmarse por la cantidad de casos de Covi-19 y feminicidios.

Solo tomé un periódico de circulación nacional y me encontré que hicimos un récord de Con 2,043 casos de coronavirus registrados en un día, el otro era del 25 de julio del 2020, en que el Ministerio de Salud Pública en el boletín número 129, notificó 2,012 positivos al COVID-19, tras realizarse 5,487 pruebas y ocho muertos.

Las indolencias en el caso de Covi-19 son en grado mayúsculo, por la falta de responsabilidad de nosotros mismos. En las festividades, pocas personas acatamos el toque de queda, porque la sociedad de irrespetuosos, siguieron su vida de manera normal.

Ese “teteo” del 31 de diciembre y día 1 de enero, dará muchos dolores de cabeza al Ministerio de Salud. Tanto que, según fuentes no hay tantas camas de UCI en los hospitales y clínicas del país.

Tendremos que abogarnos a lo que se conoce como “ley marcial” o encerrarnos como hizo el primer ministro de Inglaterra, Alexander Boris de Pfeffel Johnson que decretó un encierro nacional por la mutación del virus.

Le exhorto al presidente Luis Abinader a que no le tiemble el pulso para tomar una medida similar en nuestra nación total, nunca le caeremos bien a todas las personas y en esto debe primar el bienestar colectivo por encima del bienestar personal de algunos irrespetuosos, porque de lo contrario, contaremos los muertos como cuando en España, se propagó “la fiebre española”, que dejó cerca de 50 millones más o menos de personas muertas en 1918.

Con lo golpeado que esta nuestro sistema de salud, lo mas prudente es que nos encerremos y le demos un respiro a los médicos y policías que nos has estado cuidando, desde marzo hasta la fecha, sin descansar.

Párrafos mas arriba escribí acerca de los feminicidios y es que con tan solo dos días de iniciarse el año, ya había dos mujeres muertas por sus parejas, será que no entenderemos que nos somos dueños ni siquiera de nuestros propios cuerpos, con más razón, que el de otra persona. Tratemos de educarnos como hombre, de que la violencia nunca será buena y mucho menos a un ser como la mujer, que Dios la creó desde nuestras costillas, no para abusar de ellas, sino para que fuese y lo es complemento de nosotros, si usted no puede estar con una mujer por las buenas, búsquese otra, quédese solo, pero no la mate, porque sé que usted reaccionaria de manera diferente si fuese a una madre, hermana, prima o sobrina suya.

Tal y como nombré esta esta columna, encerrémonos por nuestra salud, evitemos salir si no hay motivo, empecemos a resetear nuestros cerebros, porque de lo contrario, lo lamentaremos más adelante. Nos leemos en otro artículo.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY