Home Columnas HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

242
SHARE

La desigualdad y la pobreza magnificada por el COVI-19

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

Aunque quisiéramos tratar otro tema, el mismo se ha vuelto monotemático, pero en honor a la verdad, la pandemia solo ha cerrado los negocios de los pequeños empresarios, pues los grandes siguen abiertos y con aglomeración de personas.

Es decir, “el confinamiento impuesto para evitar la expansión del virus ha paralizado las economías y, como es habitual, los más afectados son las personas más vulnerables. Muchas se han quedado sin trabajo. Sin un sueldo, y si no tenían ahorros, es complicado poder afrontar los gastos mensuales, como el alquiler, la hipoteca, las facturas o incluso la compra de comida.

Cabe destacar, instituciones internacionales prevén que la desigualdad y la pobreza serán aún más evidentes en los próximos meses. Por ello, los gobiernos han anunciado ayudas y políticas contra la pobreza, aunque el gobierno dominicano hace el esfuerzo de ayudar con planes desde el gabinete social, no abarca en su gran mayoría a todos los necesitados.

Aunque, el mercado laboral formal dominicano continúa su proceso de recuperación, después de haber sido golpeado por la pandemia de coronavirus el pasado marzo, que obligó a empleadores a suspender a miles de trabajadores y a cancelar a otra parte. En el pasado octubre, la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) registraba 2,009,779 empleados cotizantes, una cifra que, si bien continúa por debajo de la registrada en marzo de 2020, supone una mejoría con relación a los meses comprendidos entre abril y septiembre.

El impacto de los meses de confinamiento ha sido desigual para la población según su nivel de ingresos. Los que menos ganan, y en consecuencia los que menos pueden ahorrar, se han encontrado con una crisis inesperada de un día para otro. Esta difícil situación se suma a la pobreza que había dejado la última crisis económica, que empezó en 2008.

La Organización Mundial del Trabajo (OIT) ha pronosticado para este año la pérdida de 12 millones de empleos a tiempo completo en Europa, de manera definitiva o temporal.

En otras partes del mundo, según la ONU, existe el dilema de trabajar, arriesgando la salud, o perder completamente los ingresos. Alrededor de 2000 millones de personas trabajan en el sector informal. Es decir, son personas que trabajan sin un contrato y sin ninguna regulación que les proteja de sucesos como la Covid-19.

Para que nos sirva de comparación y en política debemos de ver los ejemplos de otros países, tomemos el caso de México: “Unos 16 millones de mexicanos podrían caer en la pobreza extrema a causa de los impactos de la pandemia de Covid-19, de acuerdo con el Programa Universitario de Estudios de Desarrollo (PUED) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Esto implica que cerca de 13 por ciento de la población total del país podría pasar a formar parte de los pobres extremos. Análisis publicados por la Facultad de Economía apuntan como referencia que el aumento equivalente de la crisis de 1994-1995 fue de 16.2 por ciento de la población total.

De acuerdo con los trabajos de Héctor Nájera y Curtis Huffman, investigadores del PUED, la pobreza extrema por ingresos puede crecer entre 13 y 16 millones de personas en 2020, lo que se traduciría en que habría entre 35 y 38 millones de personas en pobreza extrema por ingreso en el país.

Según datos oficiales, el número de personas en situación de pobreza extrema por ingresos en 2018 era de 21 millones. Las cifras correspondientes en ese año a la población en situación de pobreza multidimensional y pobreza por ingresos eran de 52.4 y 61.1 millones de personas, respectivamente.

Si eso es México, que tiene una economía mas diversificada que la nuestra, la pregunta viene por “default” ¿Qué pasará con la nuestra que solo entendemos que lo único que nos puede salvar es el turismo? Un turismo irresponsable, pues a ningún turista que viene de otro país, se le hacen las pruebas debidas en los aeropuertos y en los puertos marítimos, pero eso lo expondremos en otro artículo.

Creo que la idea ha quedado clara, nos leeremos en otro artículo.  

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY