Home Columnas PULSO CIDADANO

PULSO CIDADANO

80
SHARE

La idea del progreso

Por: Sabala Ricardo Yen

Analizar el concepto del progreso en su justa dimensión es una tarea un tanto inconclusa, en primera instancia, esta visión ha sido el motor de los grandes cambios que ha vivido la humanidad sobre todo con el estallido de la Revolución Francesa de 1789 hasta la época contemporánea dominada como la “era del conocimiento y la globalización irreversible”.

La visión del progreso en la Revolución Francesa de 1789 estuvo supeditada por las ideas de un nuevo actor social (burguesía) que había creado una plataforma ideológica a través de varios movimientos como la Ilustración para interiorizar sus valores y proyectar a su vez sus intereses en una sociedad en declive, esto es, la monarquía absoluta que se negaba a desaparecer esto se debe a las contradicciones de un sector emergente y pujante y  por otro lado otro  sector que se encuentra en decadencia que se niega a morir. Finalmente triunfa la Revolución Francesa de 1789 y la burguesía emprende desde el acceso al poder político un proyecto para su consolidación, esa era la visión de progreso amparadas en las libertades políticas, libertad de empresa, etc.

En otro orden, el concepto de progreso del siglo XVIII estuvo amparada en la capacidad de adquisición de tecnologías que fueron incorporadas a los procesos productivos, en consecuencia, la optimización de recursos y aumento de ganancias siendo Inglaterra quien liderara ese proceso. A otros países particularmente del tercer mundo o con menos niveles de desarrollo empezaron a tener esos cambios de manera tardía, muchos de manera acelerada en el siglo XX impulsadas por figuras que concentraban el poder e imponía su visión de progreso por la fuerza, un caso muy particular América Latina. 

 

Todo lo anterior es una expresión del progreso en una estadio de desarrollo industrial o capitalista, ya en la sociedad actual que es una sociedad postcapitalista o postindustrial como dirían algunos futuristas como Peter Drucker y Alvin Toffler, el progreso es motorizado por el conocimiento por lo tanto, la  visión clásica de la venta de la fuerza de trabajo sigue teniendo vigencia pero no en su totalidad, debido  que se habla más de explotación de capacidades cognoscitivas que han sido capaces de avivar la llama del  desarrollo de las tecnologías la  información y comunicación realidades que  han reformado todas actividades humanas . 

Finalmente, entiendo que el concepto de progreso está en función de intereses  de grupos de poder por llevar su agenda y priorizarla en el terreno económico, político y social, por ende, es muy subjetivo, pero no menos cierto es que el ideal del progreso al margen de pugnas debe estar sustentado en la solidaridad y la justicia social, elementos que cohesionan el contrato social y aseguran la gobernabilidad en democracia y la paz.

¡EN MARCHA!

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY