Home Columnas HABLEMOS DE ECONOMÍA

HABLEMOS DE ECONOMÍA

852
SHARE

LA VULNERABILIDAD DE LA ECONOMÍA DOMINICANA A FACTORES EXTERNOS

Por: Elby Cabrera Herrera

(ECONOMISTA)

 

Dedicatoria especial: A mi hija Rosalía

 

Es por todo sabido, que cuando a los EE.UU de América le da una gripe en término económico, a nuestra República Dominicana le provoca una pulmonía. Esto es causado por la dependencia comercial, siendo Estados Unidos el principal socio comercial de la RD, sustentado en ese aspecto por el Tratado de Libre Comercio (TLC). Por cierto, dicho tratado engendró en su momento una gran oposición política y de la sociedad civil de los países signatarios, incluyendo instituciones como la CEPAL, que se ha manifestado en contra, no por el acuerdo en sí, sino por el contenido.

La economía en la República Dominicana siempre ha enfrentado considerables retos que no se reducen sólo al ámbito fiscal. Esperamos que mejore su resiliencia a estos retos mediante la consolidación de sus fundamentos económicos, y el fortalecimiento de las instituciones. Las alzas monetarias en Estados Unidos y las reducciones de la tasa a los ingresos corporativos, siempre ha impactado a nuestra economía.

Los factores pueden variar, pero la susceptibilidad de los mismos siempre estará latente en nuestra economía.

Ante los desafíos externos, cómo enfrentarlos

Analizaremos tres factores presentes actualmente: el Covid-19, Turismo y petróleo:

No obstante, el Fondo Monetario Internacional (FMI) presentar unos números musculosos, los cuales proyectan un crecimiento mundial del PIB de más de 5.5% en 2021, y no menos eufóricos el Banco Central de la Republica Dominicana, la cual nos presenta un crecimiento proyectado de más de un 6%, lo cual no podemos verla con escepticismo, a juzgar por las profetizaciones hechas en los últimos años por el gurú de la política monetaria y financiera, el licenciado Héctor Valdez Albizu.

Covid-19

El delay en el suministro de las vacunas provocaría una prolongación de la pandemia y la misma seguirá impactando la economía.

La pandemia COVID-19 ha encadenado una crisis sanitaria y económica. Pese a estar sufriendo importantes pérdidas en sus ingresos públicos, los países están prestando un apoyo excepcional a las familias y empresas. Los niveles de deuda con respecto al PIB han venido aumentando. Lograr una política fiscal adecuada y mantener la estabilidad financiera serán medidas claves para asegurar el retorno al crecimiento y garantizar una economía saludable en la República Dominicana.

Turismo

El sector turismo, el gran afectado por la pandemia, de tener una cifra record de poco más de 7.5 millones de turistas que llegaron a nuestra RD para el año 2019, reducimos en el año 2020 a un poco más de 2 millones, o sea, nos representó 3,823.123 millones de visitantes menos.

El peor año de la historia del turismo a nivel mundial, con 1,000 millones menos de llegadas internacionales, es decir, un 74%, sencillamente impresionante.

Lograr garantizar el aspecto SANITARIO de manera efectiva con una buena divulgación y un buen equipo de comunicación y todo lo que significa llegar al mundo, es la panacea para lograr la recuperación inmediata, lo demás es tiro para la garza.

Petróleo o crudo

Con las constante alzas de los precios del petróleo, siendo República Dominicana un país crudo-dependiente, no estaríamos ajenos a una posible inflación. Desde ya, los alimentos importados han experimentado aumentos causados por dichas alzas en los mercados internacionales.

A largo plazo pudiéramos estar recomendando un sustituto idóneo, pero hablemos del presente: una buena medida sería buscar alternativas fuera de los precios de la OPEP, con la finalidad de reducir costos en los derivados producidos por la Refinería.

 

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY