Home Columnas HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

185
SHARE

¡Llegue a los 40!
Por Max Montilla
montillamax@gmail.com

Este artículo es a título personal, pues ayer llegué a los famosos 40 años. Confieso que ha sido un trayecto muy abrupto, con más subidas que bajadas, pero ahí vamos, con 4 décadas, de risas, de llantos, de traiciones, de buenas relaciones, en fin, han sido 40 años de aprendizaje.

Quisiera reproducir de manera íntegra, un mensaje que recibí de una persona que estimo mucho desde Chile, el pastor Abraham Eliseo Ortiz Orellana y lo reproduzco de manera integro aquí: “Los hombres volvemos a la infancia a los 40, también estoy en esa edad, dónde ahora nos detenemos un poco y damos vuelta atrás, para ver las nuevas generaciones y valoramos aquellos años y a los que van adelante nuestro. Los 40 son un tiempo de transición especial, ideal para impulsar a la generación joven y ayudar y respaldar a los sabios ancianos que van adelante con propósito, estamos en medio de tirar la cuerda en la visión”.

A esta edad supongo, que uno se vuelve más reservado, más selectivo, su círculo se reduce con los que son verdaderos amigos. Me dijo un amigo que llegar a los 40 es como ir a la guerra, después que vuelves, te conviertes en veterano.

Los 40 te convierten en más hogareño, más familiar, menos torpe, a los 40 a quienes somos cristianos, nos convierte en mejores padres y esposos. Tengo 19 años de casado con mi esposa, padre como todos saben de 4 hijas, más celosos con esas muchachas, que creo que no existe otro, porque deseo lo mejor para ellas.

Según investigué, llegar a esta edad es un lujo. Simboliza que has pasado el ecuador de la propia existencia tras superar las dificultades que la vida pone en el camino. Por lo tanto, cumplir 40 ahora significa que, en términos estadísticos, he superado el ecuador de nuestra vida y nos convertimos en mejores personas.

Bienvenidos los 40, desde ahora contando para el medio siglo, que según me imagino, tendré más experiencias, más canas y más amoroso con mi familia.

Como siempre, nos leemos en otro artículo.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY