Home Columnas HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

92
SHARE

Necesitamos una reforma fiscal urgente
Por Max Montilla
montillamax@gmail.com

El tema, ha estado dando vueltas desde hace días. El rechazo hacia una nueva reforma fiscal, por parte de una sociedad que no esta educada en el asunto, genera temor e incertidumbre. Empecemos a explicarle a la población el porqué se necesita una reforma fiscal y cuanto pagamos, la clase pobre y media de impuestos. No especifico la clase alta, porque ellos tienen sus métodos para evadir impuestos. Casos tenemos de sobra con nombres muy sonoros.

Pero antes de una reforma, empecemos con la pregunta obligada: ¿Qué son los impuestos?

Los impuestos surgen como una necesidad derivada de la decisión que adopta el hombre de vivir en sociedad, formando así las primeras civilizaciones, entre las cuales destacan las culturas Romana y Griega, las cuales fueron pioneras en cuanto a la imposición de tributos, y generalmente se hacían en especie.

Una reforma fiscal es una modificación que realiza un país, o un territorio, en materia de legislación impositiva. A través de la reforma se procede al cambio de las distintas normas que establece el sistema tributario, con el objetivo de establecer una nueva estructura del sistema.

Este año se prevé una profunda reforma fiscal, como ha destacado el presidente Abinader, porque hay que actualizar nuestro sistema tributario.
El Ministerio de Hacienda, en una presentación que le hizo a la Comisión Economía para América Latina y el Caribe (Cepal), daba cuenta de que el 92.7% de las recaudaciones corresponden a ingresos tributarios, es decir, ingresos por imposiciones fiscales que deben pagar las personas físicas y jurídicas. Mientras, el 7.3% restante corresponde a los ingresos no tributarios, siendo éstos los que obtiene el Estado al recibir una contraprestación por un servicio.

La presión tributaria, es decir, la relación de ingresos vía impuestos respecto al producto interno bruto (PIB), está entre las más bajas de la región. De 14.7% que estuvo en 2016, bajó a 14.2% en 2018. En 2019 bajó nuevamente, ubicándose en 14.05%, según la Dirección de Impuestos Internos (DGII), que estimaba que llegaría a por lo menos 19% en el 2020.

Según reporta la DGII, los ingresos corrientes del gobierno central cayeron en RD$48,716.2 millones en los primeros nueve meses de 2020, un 9.9%, al pasar de RD$493,145 millones entre enero y septiembre de 2019 a RD$444,428.8 millones en igual período de este año. La parálisis de la economía, por lo menos durante los primeros tres meses de la pandemia, provocó una caída en las recaudaciones que obligaron a una reformulación del Presupuesto en dos ocasiones.

Cabe destacar que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en un informe sobre la presión tributaria en América Latina en el período 1990-2010, señala que en 2010 la presión tributaria como porcentaje del PIB en República Dominicana (12.8%) era la tercera más baja de los países de la región, después de Venezuela (11.4%) y Guatemala (12.3%).

“Esto refleja unos ingresos tributarios inferiores a la media, así como una disminución de los mismos a partir de 2007. República Dominicana no ha logrado romper esta tendencia a la baja en la recaudación, a diferencia de los aumentos observados en 2010 en muchos países de la región”, apunta la organización que agrupa a 37 naciones.

Especifico que una reforma fiscal no debe realizarse únicamente por la necesidad de alterar el sistema impositivo. Pues, en muchas ocasiones, la reforma fiscal se aplica para introducir nuevos impuestos que desean aplicarse. También en el caso contrario, para retirar algún impuesto o norma que se encuentra vigente.

Esperemos que esa carga impositiva no recaiga sobre el pueblo, y no tengamos que hacer una política comparada con Colombia, con más necesidades, la clase baja y media, que es siempre la sacrificada y como todos somos sociedad, ricos y pobres, los ricos que son los que menos pagan, salvo raras excepciones, tengo la esperanza, que podamos cambiar el modelo que tenemos, pero como ante dije, esperando que no recaiga en los mas pobres.

Nos leemos en un próximo artículo.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY