Home Columnas HABLANDO CON EL SOBERANO

HABLANDO CON EL SOBERANO

645
SHARE
Los gastos hormiga en el bolsillo

Por Max Montilla

montillamax@gmail.com

¿Te ha pasado alguna vez que por más que intentas ahorrar, el sueldo te alcanza con las justas y tus objetivos financieros están lejos todavía? Una de las maneras en la que podrías estar perjudicando a tu bolsillo son los gastos hormiga.

Si quieres identificar cuáles son para ponerles un freno y lograr que tu dinero ya no se escape de tu billetera, te los decimos.

¿Qué son los gastos hormiga?

Los gastos hormiga son consumos de montos pequeños que al parecer no repercuten en tu presupuesto, pero en realidad, tienen un alto impacto en tus finanzas personales o familiares. Se trata de compras frecuentes de cosas que en realidad no necesitas.

Es muy común que, al pensar en tus gastos te enfoques en los más significativos, como la deuda de un auto o una casa o en las compras con tu tarjeta. Pero son los pequeños gastos diarios los que podrían estar drenando tu bolsillo. No se suelen medir porque no se hace conciencia sobre su necesidad e impacto real. Estos son algunos ejemplos de los gastos hormiga más comunes:

El café que compras todos los días.

Los antojos de la tienda.

Comer fuera de casa.

Tarifas adicionales en servicios básicos.

Suscripciones que pagas, pero no utilizas.

Pequeños vicios como el tabaco.

Cualquier compra por impulso.

 

¿Cuáles son sus principales características?

 

Los gastos hormiga tienen las siguientes características:

Son pequeñas sumas de dinero que a primera vista nos parecen irrelevantes (“ese gasto no va a cambiar mi situación financiera”).

Se repiten constantemente, diariamente o mensualmente.

No los contabilizamos, por lo que suelen pasar desapercibidos.

Son gastos perfectamente evitables o sustituibles por alternativas más económicas.

Al sumar los gastos hormiga, se obtiene una suma de dinero que puede ser considerable. Si la ahorráramos podríamos mejorar nuestro equilibrio financiero o bien comprar otro bien o servicio que valoramos más.

 

¿Cómo identificar a los gastos hormiga?

 

Para poder enfrentar a los gastos hormiga, lo primero que tenemos que hacer es identificarlos. Para lograrlo, debemos registrar (anotar en un papel o en nuestro móvil) todos los pequeños gastos que hacemos al día.

Una vez identificados, sumamos todos los gastos y calculamos cuánto gastamos al mes. Así, por ejemplo, en mi caso, hace varios meses me estaba gastando una cantidad relativamente absurda en pasaje para llegar a mi trabajo, iba y venía en UBER o DIDI, pensando que viajar cómodo y seguro me permitía vivir mejor. Que grave error el mío, un día me senté a analizar la razón de que no me estaba alcanzando el dinero al finalizar el mes.   Con este dinero podría comprar más cosas o ayudar más en la compra de mi casa.  Además, podríamos reemplazar ese gasto por un ahorro.

Un buen truco para combatirlo es calcular el coste diario, luego por los días que vas a tu trabajo y luego por el año, de ese gasto. Siguiendo el ejemplo anterior, gastaba un total de RD$ 650 diario, una cifra muy importante a tener en cuenta.

¿Cómo enfrentar y disminuir sus gastos hormiga?

Para lograr reducir los gastos hormiga no es necesario privarnos de todos aquellos gustitos o pequeños placeres que nos damos diariamente. Mal que mal, el dinero que gastamos es para satisfacer nuestras necesidades y gustos. Lo importante es identificar qué gastos valen la pena, cómo podríamos reemplazarlos por una alternativa más económica y eliminar todo aquello que realmente no nos reporta suficiente satisfacción. De esta forma, podremos darle un mejor uso a nuestro dinero.

La idea es la siguiente: Una vez que ya tenemos identificados los gastos hormiga podemos seguir estas pautas de comportamiento para mejorar la administración de nuestros recursos:

Registrar los gastos diarios, aunque sean pequeños.

Planificar cómo gastaremos nuestro dinero durante el mes.

Ponernos una meta de ahorro.

Separar un cierto monto de dinero para gastos superfluos del mes (un 2% de nuestro salario, por ejemplo).

 

10 consejos para controlar los gastos hormiga

 

Si te acabas de dar cuenta que estás destinando demasiado dinero a los gastos hormiga, ¡no te asustes! Aquí te dejo un listado para ayudarte:

1.    Elabora un presupuesto:  este te permitirá saber cuánto dinero puedes gastar y cuánto debes ahorrar.

2.    Establece un pequeño monto mensual: destínalo exclusivamente a tus gastos hormiga. Esto te ayudará a controlarlos y no pasarte del presupuesto.

3.    Lleva tu almuerzo y snacks a la oficina: así evitarás caer en la tentación de comer afuera todos los días o gastar demasiado en antojitos.

4.    Cancela suscripciones innecesarias: por ejemplo, los servicios de streaming que no usas frecuentemente, plataformas de cine, etc.

5.    Escoge medios de transporte alternativos: siempre que sea posible, movilízate a pie o en bicicleta. Así, además, relajas tu mente y haces ejercicio.

6.    Haz una lista para la compra: esto te ayudará a tener control de lo que en realidad necesitas comprar. También puedes llevar la cantidad exacta de dinero que vas a gastar en esa lista.

7.    Revisa las facturas de los servicios básicos: podrías estar pagando más de la cuenta en tus facturas de luz, agua, o teléfono, debido a cobros adicionales o consumos fantasma.

8.    Disminuye las salidas: escoge los días en los que vas a gastar en ocio con amigos o familia y crea un presupuesto máximo para destinarlo a esas ocasiones.

9.    Procura cocinar en casa: en especial si trabajas desde tu hogar, puedes preparar tus comidas con antelación, en lugar de pedir delivery constantemente.

10. Usa apps de pagos y cobros: son una muy buena alternativa porque no te cobran comisiones al pagar las compras; además, evitarás que ese billete se convierta en “sueltos” que luego van desperdigados por la casa.

Espero que con este artículo, puedas ayudarte a liberarte de esos gastos hormiga que todos tenemos.

 

 Nos leemos en un próximo artículo.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY