Home Deportes 45 puntos de Curry dan la segunda victoria a los Warriors, Miami...

45 puntos de Curry dan la segunda victoria a los Warriors, Miami doblega a Milwaukee

95
SHARE

Tras ser bastante autocrítico con su primer partido a pesar de la victoria, Stephen Curry se redimió en el segundo choque de los Warriors esta temporada. Con el Chase Center como escenario y con los Clippers como rival, el base vivió una de esas noches de explosión anotadora a las que ya nos ha acostumbrado a lo largo de su carrera y lideró a los suyos a su segundo triunfo, esta vez por 115-113. Golden State da por tanto comienzo al curso de forma más que ilusionante, pues se ha llevado dos partidos ante rivales de renombre a pesar de las ausencias.

Y es que los 45 puntos de Curry hicieron olvidar cualquier posible condicionante. Si en el partido en el Staples pecó de un extraño desacierto en el tiro, en esta ocasión Steph compensó sus fallos con un auténtico recital, anotando 8 triples en 13 lanzamientos y volviendo a ser la continua amenaza para la defensa rival que lleva años siendo. Su arranque de partido pareció de hecho un intento de marcar territorio, ya que se fue hasta los 25 tantos en un primer cuarto absolutamente arrollador y en el que los Clippers no pudieron hacer más que resignarse a ver entrar todos los tiros que intentó.

Los angelinos, sin embargo, reaccionaron a la perfección, y gracias a un extraordinario cierre del segundo cuarto y a su buena defensa, encabezada por Mann, lograron dar un giro al partido en apenas unos minutos, pasando de verse 19 puntos abajo a marcharse por delante al descanso (del 61-42 al 66-67). Los Warriors, encomendados a Curry al inicio, tardaron en reaccionar cuando este tuvo más problemas para aparecer, lo que les hizo pasar por tramos de atasco y dejar escapar una amplia ventaja en muy poco tiempo.

No obstante, el base volvió a activarse cuando los suyos más lo necesitaban, y logró sumar 10 tantos en los últimos 4 minutos que fueron fundamentales para cerrar el choque, que había entrado en una fase de intercambio de golpes y de continuos relevos en el marcador. Con dos triples lejanísimos, el último de ellos a falta de 57 segundos, Stephen devolvió el liderato a Golden State en dos momentos fundamentales, y con dos tiros libres se encargó de cerrar un duelo en el que fue claramente el factor diferencial.

Tras Curry, el segundo máximo anotador de los de Kerr fue Andrew Wiggins, que sumó 17 puntos y estuvo eficaz en el tiro exterior con un 3/6 en triples. Damion Lee y Draymond Green, por su parte, terminaron con 11 y 10 tantos, y ambos lograron varias canastas clave en el último cuarto que dieron a su anotación más peso de la que los números parecen concederle. El ala-pívot terminó además con 7 asistencias y 6 rebotes, aunque le pesó su desastre desde el tiro libre (2/9).

Por el lado angelino, Paul George arrancó el curso a un gran nivel, ejerciendo de líder y firmando 29 puntos, 11 rebotes y 6 asistencias, aunque lo cierto es que se fue apagando con el paso de los minutos. Con 16 tantos en el segundo cuarto, el alero se encargó de levantar a los suyos de la lona cuando peor estaban, pero no fue capaz de ayudar demasiado cuando el choque llegaba a sus compases finales. Esto lastró a los de Lue, que dependieron de las aportaciones puntuales de unos secundarios más bien irregulares.

Eric Bledsoe, con 22 puntos, fue con diferencia el que mejor respondió, pues hombres como Marcus Morris o Reggie Jackson estuvieron más bien discretos a nivel anotador, especialmente este último, que se quedó en un paupérrimo 4/19 en el tiro y estuvo muy lejos de la versión ofrecida en los últimos playoffs. Ivica Zubac, con 14 tantos, terminó como tercero en esta faceta pese a contar solo con 17 minutos sobre la pista, y evidenció que los Clippers necesitarán que otros den un paso adelante para seguir siendo un equipo a tener en cuenta.

Heat se estrenan arrasando a Milwaukee

Los Heat llegaban al nuevo curso con ilusiones renovadas y prometiendo dar más guerra que en los pasados playoffs, y, al menos en el primer partido, han demostrado estar listos para ello. Los de Miami se cobraron su venganza ante los Bucks, vigentes campeones y sus verdugos en la pasada postemporada, con una absoluta exhibición que se saldó con un 137-95 y una fiesta en el FTX Arena. Si bien es cierto que los de Wisconsin llegaban con muchas bajas, no lograron en ningún momento plantar cara a los de Florida, que comienzan esta nueva andadura de la mejor manera posible.

Ya desde el primer cuarto, que terminó 40-17, los locales dejaron claro que este no era un partido cualquiera para ellos. Se vio en los de Spoelstra una intensidad y un trabajo que desarboló por completo a los de Milwaukee, que no pudieron sino esperar a que el tiempo pasara lo más rápido posible. El gran trabajo sobre Antetokounmpo, a quien obligaron a soltar el balón a base de una defensa asfixiante, y las excelentes rotaciones hicieron evidente la gran preparación de los locales, que además encontraron inspiración en el lado ofensivo de la cancha para hacer aún más sangrante la diferencia.

Tyler Herro, uno de los hombres que llega a este curso más necesitado de redimirse de lo ocurrido la temporada pasada, comenzó sin duda con buen pie en ese sentido, anotando 27 puntos y terminando como el máximo anotador del duelo. Tras un año de sophomore en el que se quedó muy por debajo de las expectativas, el escolta parece decidido a demostrar que el increíble talento y la gran proyección que exhibió en como rookie siguen estando ahí, y desde luego actuaciones como esta son el camino a seguir para él.

Jimmy Butler, por su parte, alcanzó los 21, mientras que Bam Adebayo firmó un doble-doble de 20 tantos y 13 rebotes. Mientras, Kyle Lowry tuvo un debut más discreto y se quedó en 5 puntos, aunque repartió también 6 asistencias.

Por parte de los Bucks, a las ausencias con las que ya contaron en la noche inaugural se unieron las de Jrue Holiday y Brook López, lo que dejó a Giannis Antetokounmpo y a Khris Middleton excesivamente solos, aunque lo cierto es que ni estos respondieron bien. El griego, autor de 15 tantos y 10 rebotes, se encontró con una defensa muy centrada en él, y aunque logró generar buenas situaciones para sus compañeros estos pocas veces fueron capaces de aprovecharlas. El alero, por otro lado, no pudo pasar de los 10 puntos en una noche bastante discreta, y ambos acabaron yéndose al banquillo a falta de mucho tiempo para el final y tras haber jugado solo 22 y 23 minutos respectivamente.

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY