Home Columnas ENTORNO DEPORTIVO

ENTORNO DEPORTIVO

136
SHARE

El bateo la tiene difícil

Por DiMaggio Abreu

La jerarquía es y ha sido tema de debate en el béisbol, ya sea el invernal como el de Grandes Ligas. Incluso, ha quedado como una admisión tácita el que los árbitros no aplican el mismo criterio de zona de strike con las estrellas del juego que con los tipos corrientes y los novatos.

Con el paso de los años se ha visto que pitcheos en la frontera son juzgados con los Barry Bonds, Dereck Jeter, Manny Ramírez, Albert Pujols, Mike Trout y un largo etcétera, diferente que a los de menor rango ofensivo y noveles como Julio Rodríguez, que hasta provocó una queja pública del manager de Seattle Scott Servais, por las barbaridades que contra él cantan.

Lo mismo se ve en la pelota invernal con los muchachos que ya tienen nombre en las Mayores o los veteranos gloriosos.

Pero este año se ha visto un desajuste generalizado de los que señalan bolas y strikes que desafía la percepción jerárquica de los bateadores y que está mermando la ofensiva en la temporada 2022 de Big Show.

Con la implementación del cuadro virtual sobre el home play, en televisión se nota a diario que los señores árbitros marcan como strike envíos fuera del rango, lo que conlleva a una alteración psicológica del bateador, de contrariedad, que muchas veces lo obliga a hacer swing a lo que venga, sino ha sido una sentencia de ponche.

Y todo eso está pasando con jugadores sin importar que se llamen Manny Machado, Juan Soto, Vladimir Guerrero Jr., Aaron Judge, Mike Trout o con quienes a usted se le ocurra.

Esto se une a las desventajas que de por sí tienen los bateadores en general respecto a elementos como los problemas que se alegan este 2022 con la pelota (que bota menos), los ‘chick’ defensivos o la más corta preparación de pretemporada que tuvieron por el paro patronal.

Pero la desventaja mayor la tiene la ofensiva con los lanzadores, por las grandes destrezas alcanzadas, con un gran número tirando sobre las 97-100 millas por hora o con el desarrollo de pitcheos rompientes con los que engañan a los bateadores con una alta frecuencia.

Como resultado, usted toma los boxcores y nota gran cantidad de partidos con equipos con poquísimos hits conectados y abundante cantidad de ponche; alineaciones regulares con jugadores con promedio bajo los .200, la mayoría con menos de .260; y los ‘trescientistas’ por los .280 y menos.

Lo que queremos retratar es -estadísticas aparte-, lo difícil que lo tienen este 2022 los bateadores, agravado por los llamados erráticos de los jueces detrás del plato. Con ello están provocando constantes protestas y menoscaban el espectáculo. Se recuerda que lo que más atrae al fanático es la ofensiva y en ese tenor el béisbol la tendrá peor.

Menuditos: Al momento de despachar esta entrega nos llega desde la LIDOM, la decisión de dedicar la temporada invernal 2022-23 al fenecido Tomás Troncoso Cuesta… La entidad que preside Vitelio Mejía responde así a un pedido hecho por la Asociación de Cronistas Deportivos de Santo Domingo que encabeza Jorge Torres… Tenía que venir de una entidad como la ACD, porque en otra no agradecen… Hasta la próxima.

 

 

Loading Facebook Comments ...

LEAVE A REPLY