Inicio Columnas PALABRAS DE VIDA

PALABRAS DE VIDA

859
Compartir

Palabra de vida

 Por Ariel Romero

Tú, eliges a quien sentar a la mesa

 

En estos días donde todo está tan rápido y convulso, cada uno de nosotros tenemos la simple decisión a quién elegimos para caminar, hablar, salir a pasear, entre otras muchas actividades que como ser humano podemos y decidimos realizar acompañados.

Pero al parecer, no aprendes, continúas junto a las mismas personas, con esos que nunca han aportado nada, con esos que constantemente te molestas y pierdes tu tiempo. Hoy te exhorto a seguir si tu historia ellos ya la conocen.

La experiencia manda que lo mejor es perdonar y pedir perdón, continuar. Saber elegir a quién les cuentas tu historia es de sabios, para cuando la repitas y veas la mismas emociones al escucharlas que a la primera, señala el dicho qoe “el que no se alegra de tus logros, se alegra de tus caídas”.

¿Porqué te molestas entonces, si puedes elegir a quién sentar en tu mesa? 

Te dejo esto que he aprendido yo: gente va, gente viene, pero la misericordia de Dios, esa es para siempre.

Dios te bendiga.

Dejar una respuesta