Inicio Columnas PALABRAS DE VIDA

PALABRAS DE VIDA

248
Compartir

Por Ariel Romero

 Eclipses de la vida

 

El lunes 8 de abril, una parte de la humanidad fue testigo del fenómeno astronómico llamado eclipse solar, que es cuando la luna se interpone entre la tierra y el sol. Este queda totalmente cubierto, el astro encargado de brindarnos sus rayos ultra violeta que tanto nos beneficia no solo a nosotros, sino también a la naturaleza. En ese momento los rayos no son recibidos en esa parte del mundo, esto acontece cada año y medio, como indica el calendario solar. Dicen los que saben que estos tipos de eventos causan cambios atmosféricos y pueden disminuir la temperatura a 10 grados debajo de la temperatura normal donde oscurece.

Buscando conocer más sobre los efectos que pueden provocar estos tipos de eventos en la vida cotidiana del ser humano, puedo decirte lo siguiente: Los eclipses solar, aunque son eventos que su duración solo es de minutos, no dejan de ser impresionantes, desde el punto de vista astronómico, históricamente los eclipses son objeto de supersticiones y mitos en distintas culturas.  Algunas personas creen que los mismos pueden tener influencias negativas o positivas en el ámbito espiritual, pero desde un punto de vista científico no hay evidencia sólida que respalde esta teoría.Claro, eso es si solo creemos en la ciencia, pero algunos somos creyentes de lo meta físico, de lo espiritual.

Podemos decir que los eclipses mantienen en el imaginario de algunos una especie de expectativa y en otros una esperanza. Estos declaran que avanzarán a una especie de tikún Olam, esto es una reparación del mundo.

Permíteme, te presento eclipses de la vida.

Si revertimos esto a un punto de vista distinto de manera que tú como lector pueda visualizar un tipo de eclipse, es decir, alguna cosa o alguien se encuentra en medio evitando que tus bendiciones o como le llames sean bloqueadas durante un periodo, no llegan esos rayitos de luz que tan esperados son por nosotros cada dia al levantarnos, cuando nos encomendamos al cielo, que nos depare un día lleno de paz, de gozo, de bendición al lado de los que amamos, esto sin mirar el tipo de fe que profeses o grupo de logia en que participes.

Un tiempo de atmósfera descontrolada, de oscuridad en áreas de la vida, finanzas, un tiempo de frio en las relaciones, sea amorosa o sociales, no entiendes, te auto analizas, meditas en aquello, no logras entender, esto sucede cuando nos confiamos, el orgullo, eso que es contrario a lo que creemos entran a nuestro sistema, creemos que todo es por nuestra propia fuerza, si, los eclipses suceden bajo una fuerza de gravedad ejercida por un movimiento del mismo centro de la tierra que hace que la luna tenga que ubicarse justo en medio del sol y la tierra causando oscuridad y mas frio en aquellos lugares que lo pueden visualizar perfectamente.  Los creyentes como nosotros podemos tener áreas que a simple vistas no vemos estos eclipses pero están ahí, si decidimos no ser parte del ritmo de vida tan particular como es el del mundo, estamos llamados a creer en aquella palabra. Cito: Jesús dijo, yo soy la luz del mundo, si él es nuestra luz no hay nada que se pueda interponer entre él y tú, el venció la muerte en la cruz del calvario; fue roto lo que nos separaba, aun el velo del templo y ahora podemos mirar a cara descubierta su gloria.

Recuerda, nada te puede separar, mucho meno interponer.

Dios te bendiga

Dejar una respuesta